Pies de bailarinas de ballet

pies bailarinas ballet

Pies de bailarinas de Ballet

La anatomía de los pies de las bailarinas de ballet está diseñada específicamente de sus huesos, articulaciones y ligamientos, músculos y tendones, vasos (arterias, venas, linfáticos), nervios, tejido subcutáneo, piel. Lo que permite a los pies soportar con estabilidad un peso promedio de 70 a 120kg.

A través de los estudio de anatomía humana, se sabe que los miembros inferiores están formados por el muslo, la pierna y el pie. Y aunque el abordaje de asunto es un poco denso, es interesante comprender como el segmente final del cuerpo, se subdivide en tres regiones. Comenzando por el tarso con siete huesos, el metatarso con cinco y los dedos con catorce falanges.

Gracias a las articulaciones del pie se pueden realizar diversos movimientos, como la flexión, extensión, separación, aproximación, rotación lateral, y rotación medial.

También intervienen en la aproximación y rotación lateral del pie, así como refuerzan la planta del pie.

Pero el pie en sí, tiene sus propios músculos.

Son cortos y se dividen en dos subgrupos: dorsales y plantares.

pies de bailarinas de ballet

Los dorsales (extensor corto del dedo grueso y extensor corto de los dedos) son músculos íntimamente relacionados, que llegan a considerarse como uno solo. Se extienden en el dorso del pie, por debajo de los tendones del músculo extensor largo de los dedos, procedentes de la región anterior de la pierna y se van desde el calcáneo hasta las falanges proximales de los dedos, actúan como sus nombres indican, como extensores de los dedos.

Los plantares son la mayoría de los músculos propios del pie y se distribuyen en tres subgrupos: plantar medial (abductor, flexor corto y aductor del dedo grueso) plantar lateral (abductor y flexor corto del quinto dedo) y plantar medio (flexor corto de los dedos, cuadrado plantar, lumbricales e ínter óseos plantares y dorsales).

Pies de bailarinas de ballet
Pies de bailarinas de ballet

Estos músculos se extienden hacia los dedos del pie, sobre los cuales actúan según indican sus nombres. Los del subgrupo medial mueven el primer dedo, los del subgrupo lateral mueven el quinto dedo y los del subgrupo medio mueven el dedo segundo al quinto. Ellos refuerzan la bóveda plantar y lo inervan las ramas del plexo sacro (nervios plantares medial y lateral, rama del nervio tibial).

La planta del pie es una hoja muy resistente y compacta de tejido fibroso, que se divide en cinco partes para cada uno de los dedos. Su función es elevar el arco del pie cuando los dedos están extendidos. Los pequeños músculos de la planta tienen un papel muy importante en el sostenimiento del arco del pie. Bajo la gruesa piel de la planta y de las capas de tejidos grasos situados bajo ella, se encuentran resistentes tiras musculares que protegen los vasos y los nervios de la planta. La red de vasos sanguíneos y nervios que se encuentra en el pie transmite el impulso desencadenado por la contracción y el dolor.


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *